AUN QUE USTED NO LO CREA ¡¡INCREIBLE PERO CIERTO!! AL GOLPE DEL PEDAL POR AMERICA........
Google
"Sólo existen dos días en el año en los que nada puede ser hecho. Uno se llama ayer y el otro mañana. Por lo tanto hoy es el día ideal para amar, creer, hacer y principalmente vivir ."




   
 
  ¿No tan dificil marcharse?
 

 

¿No tan difícil de marcharse?

Como elegir un itinerario que no sea solo una montaña de trampas y de dificultades. Hay que tomar en consideración muchos factores.

 

   
El perfil y el largo del recorrido.


La montaña es algo difícil. Pero ninguna excusa. Se puede evitar si no se siente fuerte. De repente, tenemos en menos la dificultad. Por ejemplo, subí más desnivel en los Andes Argentinos – Chilenos que en la Cordillera Blanca Andes Peruanos. Aun si fue menos alto. Ataqué la Cordillera Blanca con menos de 2000 kilómetros al contador, no es demasiado. Sufrí menos en el cruce de Los Andes Argentina –Chile que abordé después de 150 kilómetros. Con una bicicleta cargada, cuando la cuesta esta demasiado empinada en caminos de tierra, se sube con 5 Km. por hora, y 4, y 3, y cuando la rueda de detrás patina, hay que caminar al lado de la bicicleta En estos momentos se descubre que es tan difícil de empujar que de rodar y la media se hunde... Si no se alcanza el objetivo, hay que tener comida y bebida por un día más. No sentí un malestar por la altitud, pero enflaquecí hasta parecer a un esqueleto (después de 25 días en los Andes...). El largo total del recorrido tiene que estar en relación con vuestro apetito de esfuerzo - 2150 kilómetros se hacen mas fácilmente que 10000 y 15000 que 25000. Pero hay dos otros parámetros que me parecen muy importantes, el ritmo (es decir el numero de kilómetros y de horas en bicicleta por día) y el tiempo pasado lejos de su casa. Mas grandes están las cifras, más resistente hay que estar...

 El estado de la carretera.

No es fácil conocer de antemano el estado de las carreteras. Sin un poco de costumbre, se adivina en los mapas que hay que estudiar durante mucho tiempo. También se pueden encontrar informaciones en Internet. Entre sobre Los Andes en América, hay muchos tramos de asfalto por causa de faenas en la calle (que a veces duran algunos años, de lo que dicen los habitantes). Me encontré en caminos de piedras durante 2.3 o 35 kilómetros, difícil por la moral. En América Latina, hay que ir durante 1000 Km. aproximadamente en un camino de tierra y empedradas, sin verdadera calle, pero sabiéndolo, iba con mucha moral.
La Ausencia de comodidad y la higiene.
La ausencia de comodidad y la higiene hace el viaje más difícil y incita a algunos a acortar el itinerario. Es una cosa de ir una grande etapa, seguida de un baño caliente y de una comida generosa; es otra cosa de encontrar a la llegada platos poco apetitosos, un túnel o un riachuelo de agua ducha y un jergón por la noche que se comparte con los mosquitos, cucarachas y otros insectos. Lo que puede usar el ánimo del viajero el más atrevido. Es preferible prepararse...La temperatura del agua que se pude arreglar de cerca es un lujo de cual la mayoría de los habitantes del planeta se prescinde.
Las dificultades de abastecimiento.
Prepárense a encontrar unas dificultades de abastecimiento. Recuerdo un almacén en Quito, cuando se iniciaba mi viaje, que proponía cuatro productos: margarina, jugos en polvo, latas de peces y galletas secas. Fuera, los vehículos militares distribuyan unas frezas, y en todas partes, la cola. En los países dichos pobres, de repente solo hay productos industriales, galletas grasas y coloradas al exceso. Afortunadamente, si en todas partes se encuentra el terceto del cardenal: "pollo - arroz - plátano". Ninguna ensalada, solamente fruta y únicamente si la limpio antes de comerla, y antes de sentarme en un restaurante, inspeccione la cocina. A veces solo hay un plato único. En el norte de Chile, comí hasta siete huevos al día.( es el único que había). En Nicaragua, vasos de nata fresca, espesa, que no estaba siempre fresca y que torcía el estómago los mas sólidos.. Siempre estilaba el agua con cloro en las botellas. Se encuentra en cada sitio (Coca-cola se carga de la venta). No creo que se pueda inmunizar contra el riesgo de la contaminación por el agua. Algunos piensan el contrario y beben el agua del grifo, pero la gente del país mismo de repente están enfermos, y crucé a viajeros que fueron hospitalizados con graves problemas. Cuidado a los puntos de abastecimiento. A veces hay 150 Km. sin almacén ni tasca, nada. SIEMPRE llevase comida y bebida por buena distancia.
Las zonas peligrosas.
1) Los países en guerrilla. Nunca voy en estas zonas. Mas allá del riesgo objetivo, los que sufren una guerra tienen otras preocupaciones que la de dar Coca-cola y espaguetis a un viajero a bicicleta En cambio, esta frecuente que la prensa exagera la situación cuando las tensiones están localizadas.
2) Mafias, granjas y alrededores sórdidos. Lo que salva alguien es la bicicleta, la ambasadora, como dice Daniel Houser, un amigo mió que hizo la vuelta América hace unos años). Cansado y siempre un poco sucio, uno se atrae la simpatía. Tengo dos tácticas en zonas peligrosas, rodar al centro de la calle, sin mirar a nadie o ir al encuentro de la gente y pedir ayuda. Es la sensatez del viajero que decida, pero ninguna provocación. De vez en cuando hay que huir. En caso de amenaza, siempre oponer resistencia, vender cara su vida. Desde luego, enfrente de un arma, se da todo lo que queda. No me ocurrió. Siempre monté la tienda de noche, a cubierto de las miradas y sin luz. El campista es una presa fácil.
3) La pobreza y la miseria. La pobreza vuelve la vida dura. La miseria la hace absurda e irrisoria. ¿Asesinar a un turista para robarle un poco de dinero? Porque no cuando la gente muere en declives en la mas completa indiferencia. Solo vi. la pobreza del desierto del Perú y no estoy seguro que se debe ir mas allá.
4) La carretera. En países donde la velocidad no esta limitada, la carretera es un cementerio. México, Bolivia, Perú y el cruce de Los Andes se llevan la palma. Única solución. Estar señalado bien (sobre todo de noche) y no vacilar en despejar al lado de la calle, si necesario. El peligro viene de todas partes. Hay que mirar, escuchar, estar vigilante tan pronto como hay tráfico. Para los sueños, hay que esperar los campos perdidos.
5) Los animales. Escorpiones, serpientes, osos, fieras, se ve de todo. Hay que informarse para los habitantes. Cuando la naturaleza se mostraba demasiado invasora, dormí a cubierto. Los animales atacan raramente, pero buscan algo que comer. Los osos tienen un muy bueno olfato, huelen a la comida y al dentífrico. Prefiero que no entren en mi tienda aunque en tiempos normales soy alguien que reparte lo que posee... Cuidado a los perros. Atacan, muerden y hacen caer, y la rabia significa el fin del viaje, el único remedio es la vacuna.
6) Las tempestades y otras catástrofes climáticas. Conociendo un poco la meteorología, tengo miedo de las tempestades que pueden provocar vientos violentos. Si se encuentra solo en el campo, ninguna solución. En los países tropicales, los nubes suben a más de 1500 m; los fenómenos están amplificados entonces. Cuando el cielo se pone negro, me detengo cerca de un pueblo. Por suerte, no sufrí ni una inundación.
Las condiciones climáticas.
Por los atentados del 11 de septiembre 2002 los EE.UU. no me dieron visa para salir de Prudhoe Bay Alaska a  Ushuaia Argentina, tuve que invertir el sentido de mi viaje Ushuaia Argentina- Tijuana México, de tal manera que me fui sin saber nada de los países que iba a atravesar. No tuve el tiempo de buscar documentación. Pasé dos años en estudiar las condiciones climáticas que finalmente no hice. Pero me ha salido bien: ¡77 horas de lluvia dentro de 287 días en 14 meses de viaje, y eso pasando siempre al lado de las inundaciones y de las catástrofes climáticas! Del lado de la muerte o, hay que tener un poco de suerte, sino, muy rápidamente, parece difícil; tan moralmente, frente al viento, por ejemplo, que físicamente, cuando llueve (se desliza, se congela, no se ve nada, y después de dos días, nada seca más). Pasé el sol, sufriendo el viento de frente casi todos los días en Argentina, cual que sea el rumbo. En Chile y Perú, nada, cuando hice la atravesada frente al viento dominante. Mejor elegir el buen sentido; las condiciones medias están ligadas a la latitud del lugar.
  

 ©
Carlos Cando '06

                                    


OPINE QUE ES IMPORTANTE
 


¿Que opina sobre esta página?
¿Sobresaliente?
¿Muy buena?
¿Buena?
¿Regular?
¿Mala?

(Mostrar resultados)


Publicidad
 
APLICACIONES
 
relojes web gratis
Clima
bloguez.com
TRAFICO EN LINEA VISITANTES
 
 

 
Hoy habia 5 visitantes¡Aqui en esta página! Queda prohibido total o parcial el copiar estos contenidos.
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Web master © 2006-2012,carloscando.es.tl del copyright. - Comunidad al golpe del pedal por América. Todos los derechos reservados. Políticas de privacidad.